sábado, 31 de octubre de 2020

ORACIÓN A LOS SANTOS PARA PEDIR SU PODEROSA INTERCESIÓN EN LA NECESIDAD




ORACIÓN DE PETICIÓN 

Oh Señor, Padre de toda misericordia y bondad, 
por la intercesión de la multitud de todos tus santos, 
que, por su virtud, obras y méritos propios, 
hoy están felizmente junto a Ti en los Cielos 
gozan de tu Presencia y te ven cara a cara, 
muéstrate propicio con tus hijos aquí en la tierra 
y concédenos la abundancia de dones que te pedimos. 

Oh Padre Santo, te ruego me envíes tu divino auxilio
que me es tan necesario para mi vida terrena, 
te pido que, por la mediación de tus Gloriosos Santos, 
me concedas este favor que solicito con humildad: 

(di ahora lo que deseas obtener).

 
Oh Señor Dios nuestro, siempre lleno de Amor, 
gracias te damos por lo mucho que haces por nosotros, 
pues día a día recibimos tus bendiciones y favores, 
por ello, unidos a todos tus Santos y a tus Ángeles 
te alabamos y glorificamos, 
y te rogamos tengas en cuenta nuestra petición 
que con toda confianza te hacemos en esta oración. 

Oh Dios todopoderoso, Padre de infinita bondad, 
Tú que en tu Hijo Jesucristo, nuestro Redentor, 
manifestaste tu predilección por los pobres y atribulados, 
a Ti clamamos en nuestras tristezas y necesidades, 
acepta las sinceras y humildes suplicas que te dirigimos 
en honor de todos los Santos que pueblan la Patria Celestial 
y por intercesión de todos ellos haznos llegar tus bendiciones. 

Oh Dios, de quien es propio compadecerse y perdonar, 
también pedimos seas benigno con nosotros 
perdones nuestras faltas y las veces que nos olvidamos de Ti, 
y que, con el ejemplo que nos dieron con sus vidas 
y, con la poderosa ayuda de todos tus Santos, 
nuestras vidas sean más fáciles y dichosas, 
y, por su benéfica y gratificante mediación 
nos veamos liberados de todo mal, 
de todo enemigo, peligro y adversidad, 
así como de toda malicia, rencor o envidia, 
que por la asistencia de tan gloriosos santos 
recibamos los bienes espirituales y materiales 
y seamos auxiliados en nuestras muchas necesidades, 
y, alentados por el ejemplo de su vida, 
seamos mejores personas, te seamos más fieles 
y perseveremos en el amor hacía Ti 
y hacía nuestros hermanos los hombres. 

HIMNOS DE LA IGLESIA UNIVERSAL 
(versión latina de la Liturgia de las horas) 
para el día 1 de noviembre, solemnidad de todos los Santos. 

REDEMPTOR OMNIUM (VISPERAS)

Oh, Cristo, Redentor del mundo,
aplácate por los ruegos
de la bienaventurada siempre virgen María
y guarda del mal a tus siervos.

Y vosotros, el ejército sacratísimo de los Ángeles,
ahuyentad todos los males
pasados, presentes y venideros.

Oh, Apóstoles del Señor y Profetas del Juez Eterno,
imploramos humildemente vuestra plegaria,
para alcanzar nuestra salvación.

Oh, insignes Mártires de Dios 
y Confesores clarísimos,
trasplantadnos al Cielo, 
por medio de vuestras oraciones.

Y el coro de las Vírgenes santas,
junto con todos los Monjes, nos consigan
participar de la herencia de Cristo,
en comunión con todos los Santos.

Unidos, pues, a vuestras voces,
glorifiquemos, jubilosos, a la Trinidad Beatísima,
con la alabanza que merece. Amén.

IESU, SALVATOR SAECULI (LAUDES)

Socorre, oh, Jesús, Salvador del mundo,
a los que has redimido,
y tu Madre piadosa implore
para sus hijos indigentes la salvación.

Que el Coro de todos los Ángeles,
la asamblea de los Patriarcas
y los méritos de los Profetas,
nos alcancen tu perdón.

Juan el Bautista, tu Precursor,
Pedro, que custodia las Llaves,
y los demás Apóstoles, desbaraten
la cadena de nuestras culpas.

El coro venerable de los Mártires,
la confesión de los Sacerdotes,
y la castidad de las Vírgenes,
limpien nuestros pecados.

Y los sufragios de los Monjes,
junto con los de todos sus Conciudadanos del Cielo,
consigan que sean acogidos nuestros deseos
y nos obtengan el Premio de la Vida.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo,
de cuya luz beatífica los Santos gozan
por toda la eternidad. Amén.

OFICIO DE LECTURA

Peregrinos del Reino celeste,
hoy, con nuestras plegarias y cantos,
invocamos a todos los santos,
revestidos de cándida veste.

Éstos son los que a Cristo siguieron,
y por Cristo la vida entregaron,
en su Sangre de Dios se lavaron,
testimonio de amigos le dieron.

Sólo a Dios en la tierra buscaron,
y de todos hermanos se hicieron.
Porque a todos sus brazos se abrieron,
éstos son los que a Dios encontraron.

Desde el cielo, nos llega cercana
su presencia y su luz guiadora:
nos invitan, nos llaman ahora,
compañeros seremos mañana.

Animosos, sigamos sus huellas,
nuestro barro será transformado
hasta verse con Cristo elevado
junto a Dios en su cielo de estrellas.

Gloria a Dios, que ilumina este día:
gloria al Padre, que quiso crearnos,
gloria al Hijo, que vino a salvarnos,
y al Espíritu que Él nos envía. Amén. 

Ahora reza con devoción tres Padrenuestros, 
tres Avemarías y tres Glorias. 
Haz las oraciones, junto a los rezos que se indican, 
durante tres días seguidos. 

Aunque estas oraciones son para el día que la Iglesia celebra la fiesta de todos los Santos, se puede hacer durante todo el año.
Los Santos son espíritus bienaventurados dotados de grandes virtudes y dones que, por haber tenido una vida ejemplar entregada a Dios y al prójimo, por sus buenas obras, por amar si medida a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo y a la Santísima Virgen María sobre todas las cosas, siguieron la llamada divina, entregando a veces incluso sus vidas por la fe, y, por el bien que hicieron en la tierra ahora están junto a Dios en las Alturas gozando de la eterna felicidad. 
Por sus grandes méritos, por la generosidad que alberga su corazón, por su caridad y noble entrega, ahora desde el Cielo siguen ayudando y socorriendo a quienes acuden a ellos pidiendo su intercesión. 
Cuando tengas necesidades que no puedes solucionar, cuando estés pasando por momentos difíciles, pídeles que hagan llegar tus peticiones a Dios para que las atienda y escuche 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA (ALEJAR LO MALO Y ATRAER BENDICIONES)

PODEROSA ORACIÓN A LA SANGRE DE CRISTO

Oh Príncipe Soberano y rey de Gloria,  Dios y Redentor mío, mi Buen Pastor y Señor,  que con tu Preciosa Sangre borraste mis cul...